Blue Air recibe una multa de 40.000 libras esterlinas por infringir las normas de COVID e ignorar las sanciones

Read Time:1 Minute, 11 Seconds

23 de febrero. La Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido ha procesado con éxito a la aerolínea rumana de bajo coste Blue Air después de que la compañía cometiera una serie de infracciones del protocolo sobre coronavirus. Éstas se refieren en gran medida a los formularios de localización de pasajeros del país, que la aerolínea no se aseguraba de que los pasajeros hubieran rellenado antes de sus vuelos.

La vista que tuvo lugar ayer en el Tribunal de Magistrados de Uxbridge marcó un pequeño trozo de la historia de la aviación. En concreto, se trata del primer caso en el que una compañía aérea ha sido objeto de un proceso judicial en el marco de la normativa británica de aplicación del COVID. Estas normas obligan a los transportistas a comprobar que los pasajeros cumplen las normas relativas a los viajes aéreos, como la realización de pruebas previas a la salida.

La aerolínea infractora en este caso fue Blue Air, una compañía de bajo coste con sede en Bucarest. Ayer se declaró culpable de seis infracciones de la nueva normativa, lo que le supuso una multa de 40.000 libras.

Un comunicado emitido por la CAA junto con la acusación confirmó que cinco de las seis infracciones se referían a la incapacidad de la aerolínea de “asegurarse de que los pasajeros que llegaban a Heathrow habían rellenado el formulario de localización de pasajeros requerido”.

Fuente: Simple Flying

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
106020cookie-checkBlue Air recibe una multa de 40.000 libras esterlinas por infringir las normas de COVID e ignorar las sanciones