El director general de Latam Airlines reduce los costes y las emisiones durante la quiebra

Read Time:1 Minute, 30 Seconds

26 de octubre. El director ejecutivo de Latam Airlines Group quiere sacar a su compañía de la quiebra el próximo año con una reducción de la huella de carbono y unos costes más bajos que puedan ayudarle a crecer en un mercado de viajes que todavía se está recuperando de la pandemia del coronavirus.

Roberto Alvo dijo que la mayor aerolínea de América Latina está avanzando en un plan de financiación que presentará a un juez el próximo mes, lo que la pone en camino de salir de la protección de la quiebra tan pronto como la primera mitad de 2022.

Durante el proceso del Capítulo 11, en el que entró el pasado mes de mayo, la compañía rediseñó su flota y recortó los costes operativos para competir con las compañías de bajo coste. Pero Alvo, un veterano de la compañía que lleva dos décadas en el cargo de consejero delegado el pasado abril, cuando la pandemia estaba trastornando los viajes aéreos, está haciendo hincapié en su papel como ciudadano corporativo, incluyendo su promesa de reducir las emisiones de carbono.

Latam “será financieramente mucho más fuerte que como entró y muy dispuesta y capaz de aprovechar las oportunidades del mercado para crecer”, dijo Alvo en una entrevista en Bogotá al margen de una conferencia de aerolíneas. “Pero lo más importante es que los países donde operamos entiendan a la compañía como un activo para la sociedad”.

Las aerolíneas de todo el mundo, incluida Latam, están prometiendo eliminar las emisiones de carbono en términos netos para 2050, ya que la industria se alinea con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global. Las aerolíneas tienen pocas opciones para alcanzar el objetivo, al menos a corto plazo, ya que la producción de combustibles más sostenibles sigue siendo limitada.

Fuente: Bloomberg

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
85250cookie-checkEl director general de Latam Airlines reduce los costes y las emisiones durante la quiebra