El fraude y los retrasos en los aeropuertos impulsan el documento de prueba seguro COVID-19

Read Time:1 Minute, 12 Seconds

10 de marzo. En uno de los aeropuertos más concurridos del mundo, los funcionarios de inmigración descubren a diario resultados falsos de la prueba COVID-19 comprobando que la documentación requerida no contenga letras o vocales erróneas.

Dado que los programas de vacunación mundial se encuentran todavía en una fase inicial, para viajar en avión por todo el mundo suele ser necesaria una prueba COVID-19 “negativa” de un laboratorio local. Pero no existe un formulario, un lenguaje o una tecnología de codificación estándar para dicho certificado.

“Normalmente, la forma de detectar este tipo de falsificaciones es un error ortográfico evidente”, afirma Lucy Moreton, funcionaria del Sindicato de Servicios de Inmigración (ISU), que representa a los funcionarios de fronteras en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Se han encontrado resultados fraudulentos en aeropuertos de Montreal, París y México.

Los agentes de la ISU de Moreton atrapan un “número razonable” de falsificaciones cada día. Sin embargo, las comprobaciones de los registros relacionados con el COVID pueden suponer hasta 20 minutos por viajero, lo que hace dudar de la capacidad de Heathrow para hacer frente al previsible aumento del tráfico en verano.

La preocupación por los tiempos de espera y los riesgos para la salud pública que plantea un comercio embrionario de resultados falsos está impulsando los esfuerzos mundiales para producir certificados COVID-19 resistentes al fraude y que puedan leerse fácilmente a través de las fronteras.

Fuente: Reuters

Foto: Anchorage Daily News

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
55190cookie-checkEl fraude y los retrasos en los aeropuertos impulsan el documento de prueba seguro COVID-19