La variante del Delta golpea con fuerza a Cuba mientras la isla avanza con una vacuna de fabricación local

Read Time:1 Minute, 9 Seconds

17 de agosto. El gobierno anunció el domingo que la principal planta de oxígeno de la isla caribeña se había averiado en medio de una oleada de coronavirus impulsada por la variante Delta que ha provocado un número récord de casos y muertes, inundando algunos sistemas de salud provinciales.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, visitó una unidad militar que produce y transporta oxígeno escaso a los pacientes del COVID-19, según informaron el martes los medios estatales.

La crisis sanitaria, que se suma a los problemas económicos, ha provocado una escasez de bienes de consumo y ha crispado los nervios en el país, gobernado por los comunistas. El 11 de julio, decenas de miles de personas salieron a las calles en señal de protesta, los disturbios más graves desde los primeros días de la Revolución de 1959.

Mientras el país se esfuerza por hacer frente a la oleada, también está inmerso en una campaña para inocular a toda la población de 11,2 millones de personas con dos vacunas de producción local, la Abdala y la Soberana 2, que, según afirma, tienen índices de eficacia superiores al 90%. El país ha vacunado completamente a más de 3,2 millones de residentes, y se espera que otros 2 millones reciban una última inyección antes de septiembre, y más del 95% de todo el país antes de finales de año.

Fuente: Reuters

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
72600cookie-checkLa variante del Delta golpea con fuerza a Cuba mientras la isla avanza con una vacuna de fabricación local