Las vacaciones de Estados Unidos en Cuba siguen con secuelas por las sanciones de Trump

Read Time:1 Minute, 20 Seconds

12 de noviembre. Cuba abre sus fronteras la próxima semana, lo que supone una nueva oportunidad para los viajeros cansados de la pandemia y para la industria turística de la isla, pero para los ciudadanos estadounidenses llegar allí requiere pasar por el aro como nunca antes, según los responsables de ocho agencias turísticas estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso fin a los atraques de cruceros, redujo los vuelos a La Habana y los eliminó por completo a las provincias periféricas. Su administración declaró prohibidos la mayoría de los hoteles, autobuses y otros servicios turísticos cubanos por ser propiedad de los militares, y dificultó las transacciones financieras en general, medidas que siguen vigentes bajo el mandato del presidente Joe Biden.

“Los obstáculos estadounidenses son los más significativos en nuestros más de 22 años de hacer negocios en Cuba”, dijo Michael Zuccato, jefe de Cuba Travel Services.

Las tensiones entre Washington y La Habana van en aumento antes de las protestas previstas por los disidentes en la isla para el 15 de noviembre, el mismo día en que Cuba reabre sus fronteras a los visitantes internacionales.

Zuccato, al igual que los demás, dijo que la reserva de hoteles y la transferencia de fondos a la isla caribeña, en particular, se han convertido en grandes dolores de cabeza para quienes planean viajes a Cuba desde Estados Unidos.

Muchos operadores turísticos esperaban que Biden cumpliera sus promesas de campaña y redujera los obstáculos para visitar la isla caribeña, un destino popular que cuenta con una rica cultura, playas de arena blanca y edificios históricos.

Fuente: Reuters

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
88240cookie-checkLas vacaciones de Estados Unidos en Cuba siguen con secuelas por las sanciones de Trump