Muchos viajeros latinoamericanos se quedan fuera de Estados Unidos por la nueva política de vacunas

Read Time:1 Minute, 24 Seconds

11 de noviembre. Tan pronto como las vacunas Covid-19 estuvieron disponibles para su grupo de edad en Guatemala, Ilse Samoyoa hizo cola con cientos de personas durante nueve horas para vacunarse.

Samoyoa, de 56 años, nunca imaginó que la vacuna Sputnik que recibió en junio acabaría impidiéndole viajar a Estados Unidos.

Durante tres décadas, Samoyoa, administradora de una empresa de transporte, ha viajado de ida y vuelta entre Guatemala y Estados Unidos para vacacionar y visitar a su familia en Miami y Los Ángeles. La última vez que estuvo aquí fue en noviembre de 2020.

“Estoy triste y molesta por esta decisión”, dijo Samoyoa, que tuvo que cancelar un viaje que tenía reservado para el próximo lunes. “Era la primera vacuna que llegaba a Guatemala y el Gobierno nos animaba a tomarla”.

Para muchos en Europa, donde había una prohibición de viajar desde los primeros momentos de la pandemia, la flexibilización de las restricciones de viaje a Estados Unidos para quienes se han vacunado con las vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud ha llegado con euforia, como se ha visto en recientes historias e imágenes de alegres reencuentros. La prohibición de viajar de 33 países incluía a los miembros de la Unión Europea, China, Irán e India.

Sólo seis vacunas han sido aprobadas por la OMS, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades: las de Pfizer, Moderna, Jansen, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm. Los no aprobados son el ruso Sputnik V, el chino CanSico y los cubanos Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus. En muchos países, la gente no puede elegir la vacuna que recibe y depende de la que distribuye el gobierno.

Fuente: NBC News

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
86700cookie-checkMuchos viajeros latinoamericanos se quedan fuera de Estados Unidos por la nueva política de vacunas