Se crea un nuevo proyecto de conservación en Costa Rica gracias al COVID-19

Read Time:1 Minute, 12 Seconds

Hugo Santa Cruz está en la selva tropical centroamericana a lo largo del Corredor Biológico Paso de Las Lapas, una zona cercana a la costa del Pacífico que converge con las estribaciones montañosas del bosque tropical seco occidental.

Vagando por unas 370 hectáreas de amplios bosques primarios y secundarios, bosques regenerados restaurados por el daño humano, además de plantaciones, estanques y selva biodiversa, Santa Cruz se encuentra en lo profundo de la naturaleza, lejos de su hogar debido al cierre por COVID-19 de los viajes y las actividades normales. Está explorando la selva, estudiando los animales, fotografiando, filmando y registrando las especies que encuentra.

Incluso con las voces de la fauna y la flora alrededor, una mano invisible reordena, controla y llega a través de nuestro mundo: COVID-19. “La fundación del Centro para la Restauración de la Biodiversidad nació con la idea de expandir el trabajo de restauración del paisaje fuera del Santuario de Guacamayos”, explicó Santa Cruz. “Esta área que una vez fue una zona deforestada, con suelos pobres y compactados, hoy es un pequeño Jardín del Edén rebosante de vida, de todo”, cerró.

Santa Cruz dijo que su sueño era crear un intercambio internacional de ideas que aprovechara la exitosa experiencia de Costa Rica para permitir a los habitantes de Bolivia y otros países latinoamericanos con problemas ambientales compartir experiencias y desarrollar soluciones. Esta estación biológica idealmente dirigiría los proyectos ambientales del corredor biológico, aseguró.

Fuente: Mongabay

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
43920cookie-checkSe crea un nuevo proyecto de conservación en Costa Rica gracias al COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *